Consejos para visitar Venecia en un día

Si vas a recorrer Italia de seguro vas a pasar por esta ciudad. Venecia es un lugar extremadamente particular, con sus canales y su encanto de película que no puedes dejar de visitar si estás de paso por el norte italiano. Tratándose de una ciudad bastante pequeña es probable que solamente pases un día en ella, por eso a continuación te dejo algunos consejos para que tengas en cuenta para tu breve visita a Venecia.

Antes que nada tienes que saber algo: Venecia es una de las ciudades más caras de Italia y, tal vez, de Europa también. La hotelería, la gastronomía e inclusive el acceso a algunos puntos de interés puede resultar un poco caro para el bolsillo del viajero low cost, pero eso no impide que la ciudad nos brinde todo su encanto sin gastar demasiado.

A saber. Venecia funciona casi como un centro comercial: hay muy poca gente por las calles bien temprano por la mañana y se va poblando de gente (mayormente turístas) a medida que se va acercando el mediodía. Por eso, un buen consejo es llegar temprano a la ciudad, más adelante les explicaré como hacerlo. Llegando temprano (a partir de las 8.30 de la mañana digamos) uno se garantiza que los lugares más interesantes no estén extremadamente concurridos y además es un buen horario para andar en góndola: si, aunque no lo creas, temprano por la mañana es un buen horario para realizar este tradicional paseo veneciano. ¿Por qué? Simplemente porque a esa hora los gondoleros suelen tener muy poco trabajo y están dispuestos a bajar considerablemente su precio para poder llevarte a pasear.

Aquí me detengo un segundo. Pasear en góndola es extremadamente caro: un paseo de unos 45 minutos puede costar unos 120 euros. Pero llegando temprano y peleando el precio se pueden garantizar hasta una rebaja del 50% (¡lo digo por experiencia propia!): muchos gondoleros están dispuestos a que les regatees el precio. Y si no te dan el precio que tu quieres, no te preocupes: detrás del que no accedió a llevarte por un precio más bajo vendrá otro dispuesto a seguir negociandote el precio. Algunos llegan a ser algo molestos. En mi experiencia particular puedo afirmar que conseguí que un gondolero me rebajara el precio hasta 60 euros y no quise seguir regateando porque ya era el quinto gondolero con el que negociaba y ya me estaba hartando de la situación. En concreto: temprano y con ganas de regatear, puedes conseguir un buen precio para pasear en góndola. Además, ten en cuenta que los gondoleros ubicados sobre la Plaza de San Marco suelen cobrar más caro que los que están más alejados de esta posición estratégica.

Entonces, ¿como llegar a Venecia? La alternativa más popular es el tradicional "vaporetto", un barco que transporta pasajeros desde la parte peninsular de la ciudad hasta la isla, pero es basatnte caro: algo así como 6,50 euros por trayecto (ten en cuenta que el precio se duplica si vas a volver en el mismo medio de transporte). Las alternativas más baratas son el autobus y el tren y aquí es importante que prestes atención a como vas a planificar tu viaje a la ciudad para no gastar una fortuna entre el traslado y el alojamiento.

La forma más barata de visitar la ciudad es llegar temprano en tren y al atardecer irnos hacia otro destino evitando pasar la noche en Venecia cuyos hoteles son bastante caros. El mejor plan entonces es partir de una ciduad cercana (supongamos Verona), llegar en tren temprano y seguir nuestro viaje por la tarde (supongamos, rumbo a Florencia). La única y pequeña desventaja de todo esto es que la estación de tren de Venecia queda en la punta más lejana de la Plaza de San Marco y tendremos que ir caminando hasta allí: no es muy lejos, pero las calles son laberínticas y eso nos puede demorar un buen rato, además la señalización es bastante confusa, pero finalmente nos deposita en nuestro destino.

Entonces, ¿que ver en Venecia?

Hay mucho para ver, los principales puntos de interés son la Plaza de San Marco donde se encuentra la iglesia del mismo nombre (generalmente hay que hacer bastante cola para entrar, aunque sobre el mediodía, cuando todos van a almorzar suele haber menos gente), el campanario, el puente de los suspiros y la zona de Rialto donde se encuentra el famoso puente homónimo. También hay salidas diarias a la cercana isla de Murano donde se puede ver a los maestros vidrieros trabajar con el vidrio (esto lo recomiendo). Si mal no recuerdo, hay dos salidas diarias (una entre las 9 y las 10 de la mañana y otra a las 14 horas) desde la plaza de San Marco y el precio es de 20 euros con traslado y visita a los talleres donde se trabaja el vidrio.

Después hay que caminar y caminar: cada rincón de la ciudad tiene su encanto. Recomiendo para los interesados en los comics (o más particularmente en la historieta "Corto Maltés") lean el libro "La venecia secreta de corto maltes" una particular guía por esta ciudad que retoma los escenarios de "Fabula de Venecia" (una de las aventuras de Corto) para llevar al lector por los mismos lugares que Hugo Pratt (que se crió en esta ciudad) hizo transitar a su personaje. Les dejo un video que encontré en youtube donde se ilustra un poco lo que propone el libro.

 

Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses