Consejos para visitar Nueva York con presupuesto low cost

Recientemente pasé por Nueva York. Mi segunda visita a la Gran Manzana. La primera en 2009, la segunda hace pocos días. La primera en verano, la segunda en temperaturas que rozaban los cero grados. La misma ciudad, pero grandes diferencias entre ambas visitas. Aquí les dejo algunas de mis impresiones y consejos que pude sacar después de este regreso a Nueva York.

Ir por primera vez a Nueva York implica quedarse con la boca abierta en cada esquina: Times Square, Central Park, Wall Street, Chinatown y demás nombres de ciertos lugares que solo conocía por películas y series se transformaron en realidades por las cuales caminar, observar y disfrutar en 2009.

Ya en 2013, volver fue diferente a ir por primera vez. Ya conocía mucho de los lugares y no estaba “el encanto de la primera vez”. Sin embargo, en Nueva York siempre quedan cosas por hacer.

EN BUSQUEDA DE LA ATRACCIÓN GRATUITA

MUSEO GUGGENHEIM

En 2009, adquirí el New York Pass (quienes quieran conocer más sobre este interesante pase para visitar la ciudad, pueden hacer click aquí). Esta vez, mi estadía era un poco más acotada y por eso decidí no adquirir dicho pase, además de que muchas de las atracciones ahí incluidas ya las había visitado. Entonces, en pos de no castigar mucho a mi bolsillo tuve que buscar y rebuscar para encontrar puntos de interés de bajo costo o, directamente, gratuitos.

Mi deuda en materia de museos al cabo de mi primera visita era el museo Solomon R. Guggenheim, “el Guggenheim” para los amigos. La entrada cuesta unos 18 dólares para adultos (15 para estudiantes). Sin embargo, el viajero low cost sabe que casi todos los museos ofrecen alguna alternativa gratuita para visitarlos (el caso extremo son los museos de Londres cuyas entradas zona donación). En este caso, averigüé el Guggenheim es gratuito los días sábado de 17:45 a 19:45 (aunque te exigen una donación que puede ser de un escaso dólar). Yo fui generoso y puse dos dólares porque apoyo el arte. De más está decir que valieron la pena cada uno de los dos dólares que pagué: es un museo pequeño, que ya de por sí es una obra de arte el propio edificio, donde hay colecciones contemporáneas que merecen verse.

FREE TOUR

Otra actividad interesante para realizar en Nueva York es el famoso Free Tour de la empresa Sandemans. Célebres en varias ciudades de Europa, no dudé dos veces en realizarlo cuando advertí que hacía pocos meses se habían instalado en Manhattan.

Para mi sorpresa, el tour no está enfocado a las típicas zonas que cualquier turista visita en la isla, sino que aborda el costado histórico de la ciudad. Es un recorrido por el sur (en las inmediaciones de Wall Street y el World Trade Center) donde se puede ver el edificio más viejo de la ciudad a la vez que parar a comer en el mejor sitio de bagels de Manhattan.

Para cualquier desprevenido, el costo de este tour es cero. Al final del recorrido se puede dejar una propina al guía.

PUENTE DE BROOKLYN

Otra actividad pendiente que me quedó en 2009 fue cruzar el puente de Brooklyn. Subway hasta Brooklyn para encontrarnos con las mejores vistas del “skyline” neoyorquino: excelentes vistas panorámicas de los rascacielos de la isla con este hermoso puente como nexo entre nosotros y ellos.

De paso a la entrada del puente está Grimaldi’s, famosa pizzería que ostenta ser la mejor de Nueva York. El puente se camina en menos de 30 minutos. En esa media hora, los amantes de la fotografía podemos disfrutar de vistas geniales y los más amateurs a la hora de manejar una cámara, van a encontrar muy fácil eso de sacar fotos que parezcan postales con semejantes vistas.

Otra vez: costo cero.

Sinceramente, pude visitar muchas otros lugares más de Nueva York en esta oportunidad, pero eso lo voy a dejar para otro post. Prometo comentarles donde comer la mejor cheesecake neoyorquina, donde está la casa de Friends y algunas otras curiosidades de la Gran Manzana.

Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses